Un juez dice que Elon Musk sabía que el piloto automático estaba defectuoso

En un fallo judicial la semana pasada, un juez de Florida dijo que había “evidencia razonable” para concluir que el multimillonario y otros ejecutivos de Tesla sabían que el sistema de conducción automatizada de la compañía estaba defectuoso.

Créditos: 123RF

Un juez de Florida encontró “evidencia razonable” que sugiere que Tesla, incluido el director ejecutivo Elon Musk y otros funcionarios, conocían los defectos en su avanzado sistema de asistencia al conductor Autopilot.

La decisión del juez Reid Scott del Tribunal de Circuito del condado de Palm Beach permite al demandante en una demanda por el accidente fatal que involucró al Tesla Model 3 en 2019 proceder a juicio, presentando demandas por mala conducta intencional y negligencia grave contra el fabricante de vehículos eléctricos.

Elon Musk no eliminó el piloto automático de sus autos a pesar de sus fallas

La demanda está relacionada con un trágico incidente al norte de Miami, donde un Tesla Model 3 chocó con un camión con remolque, provocando la muerte del propietario del vehículo eléctrico , Stephen Banner. La decisión del tribunal permite al demandante reclamar daños punitivos, y el juicio, inicialmente previsto para octubre, se pospuso sin que se fijara una nueva fecha.

El juez señaló que la esposa de Banner podría argumentar ante el jurado que las advertencias de Tesla en su manual y en su contrato “clickwrap” eran insuficientes. El fallo también sugiere que Tesla, a través de su director ejecutivo y sus ingenieros, puede haber sido consciente de la incapacidad de Autopilot para detectar el tráfico cruzado.

El juez Scott se refirió a un vídeo promocional de Tesla de 2016 que mostraba un vehículo eléctrico conduciendo sin intervención humana. El vídeo contenía un descargo de responsabilidad que decía que “el conductor sólo está allí por motivos legales”. No importa. El coche se conduce solo”. El juez señaló que el vídeo no aclaraba su carácter aspiracional ni la ausencia de la tecnología en el mercado en ese momento, que se asemejan a escenarios similares al accidente de Banner.

La medida supone un revés para Tesla, que ahora está acusada de permitir, a sabiendas, que los coches equipados con piloto automático se conduzcan de forma insegura . Desde entonces, Elon Musk ha cambiado mucho de opinión: el multimillonario ya ha admitido a medias que sus futuros modelos todavía no serán completamente autónomos. Sin embargo, estos deberían dar un gran paso adelante con la próxima actualización, denominada V12, que acaba de implementarse para los empleados de la empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salir de la versión móvil